Las mujeres luchadoras coparon la ciudad

10 marzo, 2018 admin Novedades .

El paro y movilización del 8M tuvo una convocatoria impresionante en Rosario. Las entidades feminizadas marcharon por los derechos de las mujeres, lesbianas, travestis y trans. La legalización del aborto y el fin de la violencia machista fueron de los reclamos más escuchados.

Un nuevo acontecimiento social y político se vivió este 8M en Rosario. La ciudad, el país y el mundo volvieron a ser escenarios de una movilización histórica, en la que miles de mujeres, con sus pañuelos verdes o sus prendas de color violeta, salieron a la calle para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo. Al mismo tiempo, el paro, convocado en más de 50 naciones en todo el planeta, se hizo sentir en los lugares de trabajo con el fin de visibilizar, por segundo año consecutivo, las desigualdades que persisten entre varones y mujeres.

La diputada provincial del SI, Alicia Gutiérrez, enumeró algunas de las razones fundamentales por las que participa de este movimiento y apoya la jornada de lucha: “Estamos acá para reclamar a los Estados que se termine la violencia contra las mujeres y se disponga de todas los dispositivos y los recursos necesarios para prevenir y erradicar los femicidios. También para lograr el cambio cultural necesario para que los varones dejen de tomar los cuerpos de las mujeres como objetos. Luchamos para lograr la legalización del aborto, a nivel nacional, para que no mueran más mujeres pobres al someterse a prácticas inseguras, y para que se apruebe la ley de la paridad de género en la provincia. Y porque haya igualdad en el ámbito laboral y se compartan las tareas domésticas”.

Catalina Delgado, integrante del partido y de la organización Familiares del 2001 por la Justicia Social, se sumó a la multitud que partió a las 18 de la Plaza San Martín para congregarse en el Monumento a la Bandera, casi dos horas más tarde. “Estamos luchando para terminar con la violencia contra la mujer, en todas sus formas. Además para que el Estado proteja a las mujeres que sufren esa violencia”, recalcó la militante social.

Bajo la consigna “Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, el segundo paro internacional de mujeres se vivió con mucha intensidad y emoción, sobre todo en el marco de la implementación a nivel nacional de políticas de corte neoliberal que impactan fuertemente sobre los sectores más vulnerables de la población y, en especial, sobre las mujeres. El ajuste, la inflación, los despidos y la precarización de las condiciones laborales, consecuencias del modelo que viene desarrollando la alianza Cambiemos, afectan a las trabajadoras, tanto formales como informales, y a sus familias.

Las militantes, portando carteles, cantando consignas o pintando sus cuerpos, dieron sus testimonios y exigieron a los representantes que se debata y apruebe la ley, presentada por séptima vez en el Congreso Nacional, que legaliza el aborto en Argentina, considerada la gran deuda que tiene la democracia con las mujeres. Asimismo, se exigió que se destinen los presupuestos y se pongan en marcha los mecanismos adecuados para frenar la ola de violencia femicida, que provoca en el país el asesinato de una mujer cada 29 horas.