Más voces contra el peor de los abusos

20 abril, 2018 admin Novedades .

Diputados adhirió a la denuncia realizada por la Red de Mujeres y la COPA contra organizaciones de ayuda humanitaria que habrían cometido delitos, como agresiones, explotación sexual y distribución de pornografía, en zonas afectadas por catástrofes naturales.

La Cámara de Diputados adhirió a la denuncia realizada por la Red de Mujeres Parlamentarias de las Américas y la Confederación Parlamentaria de las Américas (COPA) sobre distintos delitos de carácter sexual que fueron cometidos por integrantes de organizaciones internacionales, como Oxfam, Médicos Sin Fronteras, International Rescue Committee y Save the Childreen, durante misiones de apoyo humanitario. Asimismo, resaltó la necesidad de que todos los Estados y gobiernos colaboren conjuntamente con las organizaciones que trabajan en sus territorios para prevenir, sancionar y erradicar este tipo de actos.

La denuncia fue presentada el 1 de marzo pasado, en el marco de la reunión anual de la Red y de la Asamblea de la COPA, celebradas en Panamá, tras conocerse numerosos hechos delictivos, como agresiones sexuales, abusos, explotación sexual, descargas de pornografía, abusos de poder e intimidaciones, que habrían sido perpetrados por miembros de las ONGs, en ocasión de la asistencia brindada en distintas zonas afectadas por catástrofes naturales.

“La gravedad de las denuncias y la cantidad de casos relevados hizo que estas organizaciones, que justamente están dedicadas a ofrecer asistencia y colaboración a la población más vulnerable en situaciones extremas, tuvieron que reconocer la responsabilidad en hechos aberrantes como estos”, explicó la legisladora Alicia Gutiérrez, autora de la iniciativa y ex presidenta de la Red de Mujeres.

El escándalo mundial estalló cuando el periódico británico The Times publicó un informe sobre investigaciones internas realizadas por Oxfam, donde se revelaba que funcionarios y directivos contrataron a trabajadoras sexuales, durante misiones de apoyo humanitario, luego del terremoto que sacudió a Haití, en 2010.

“Estas ONGs cumplen un rol muy importante en lugares que han sido arrasados por catástrofes naturales y en los cuales, además, los Estados no pueden garantizar la ayuda necesaria y la asistencia inmediata a la población. Sin embargo, es fundamental controlar su accionar ya que, en muchos países, son numerosas y tienen tanto protagonismo que pueden hasta competir con los aparatos públicos”, sostuvo la diputada.

En el comunicado elaborado por la Red de Mujeres y la COPA, las parlamentarias y parlamentarios de la región manifestaron “su preocupación frente a los numerosos denuncias de naturaleza sexual referente a las organizaciones con vocación humanitaria que recientemente fueron revelados”. Y denunciaron, además, que los autores de estos crímenes, en muchas ocasiones, no fueron sancionados como tales en las respectivas jurisdicciones, mientras que las victimas permanecen muy a menudo sin acceso a la justicia.